MASAJE TANTRICO DE CACHEMIRA 

 

Esta maravillosa manera de tocar el cuerpo procede del norte de la India, de la antigua tradición del Shivaismo tántrico de Cachemira. Hace más de 5.000 años, en el valle del Indus. Los Siddhas (sabios) empezaron a refinar Shantala, el masaje popular que las madres todavía dan a sus niños. Lo perfeccionaron con la suma de sus conocimientos del ser humano, a lo largo de miles de años, hasta convertirlo en una práctica de yoga muy poderosa.


Este yoga del tacto está basado en la meditación y la respiración muy profunda. Sin meditación y respiración consciente no hay yoga ni masaje de Cachemira.

 

Es una forma de tocar muy amorosa a la que no estamos acostumbrados. Produce            sensaciones nuevas y muy gratificantes.

Pueden salir a la conciencia bloqueos y traumas escondidos. Es muy liberador y relajante.

 

 

Esta forma de masaje (sensitivo,

estimulante, energético, equilibrante..)

nos lleva a recobrar la sensación del tacto

inocente, lleno de amor, con caricias, que

hacen desaparecer las limitaciones del

cuerpo y la mente; entregándose a la

danza fluida del masaje .

 

 

 

 

 

Lentamente la mente se calma y el cuerpo se entrega a una profunda y sanadora sensación de bienestar sintiéndose amado con respeto, ternura, delicadeza, sin tabues, con el verdadero tacto del corazón.

 

El yoga del tacto es muy poderoso para abrir el cuerpo-corazón-mente a sensaciones más sutiles y difundirlas en todas las partes del cuerpo. 

Además de la respiración, es muy importante la fluidez de los movimiento del masajista para comunicar con el ser que recibe el masaje. Es una danza o meditación ,con las manos, sobre el cuerpo receptor.


Esta fluidez se recobra practicando Tandava , la danza mística de Shiva-Shakti, una meditación que deja el cuerpo moverse siguiendo su propia inteligencia. El masaje es esta danza con el cuerpo del otro.

 

¿Qué es TANDAVA?

Se puede decir que Tandava es la danza de Shiva Shakti, la danza cósmica. Es una práctica que enlaza la meditación sentada con el movimiento libre y no intencionado, acompañado de la respiración abdominal.


Una danza libre extremadamente lenta. Moviéndote como si fueras un alga en el agua. Que te lleva a un reconocimiento espontáneo de tu esencia divina o absoluta que se traduce en el estremecimiento interior (spanda) de la no dualidad. 

 

El MASAJE TANTRICO DE CACHEMIRA

Tiene una duración aproximada de una hora.

Se realiza en un tatami en el suelo. En un ambiente muy relajado: luz tenue, música, incienso, velas... Y se utiliza aceite caliente.

 

Cada nuevo masaje que recibas lo sentirás diferente, porque cada momento es único, especial e irrepetible.